|
|
|
|
|
Hoy es
 
--
Noticias IDIAF
Comparte en Fecebook
tweet
imprimir

17 de diciembre 2017
Estudiantes de agronomía de la UASD del noroeste visitan laboratorios estación Mata Larga


Dos grupos de estudiantes de ingeniería agronómica de la asignatura microbiología de suelos de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) del Recinto Mao, visitaron el Laboratorio de Protección Vegetal de la Estación Experimental Cacaotera Mata Larga del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) en San Francisco de Macorís, con el objetivo de conocer la relevancia y funciones del microorganismo en el suelo.

Las visitas se realizaron los días 22 y 29 de noviembre del 2017, respectivamente. Los estudiantes fueron recibidos por la licenciada Socorro García en el salón de conferencias donde les proyectó el video “La Vida del Suelo” y una conferencia sobre las funciones de los microorganismos en el suelo. En el video se muestra la diferencia entre un suelo rico con presencia de microorganismos, su relación simbiótica con las raíces de las plantas, que resulta en disponibilidad de nutriente y por el otro lado, un suelo inerte, sin actividad biologica, producto de la degradación por la utilización de pesticidas tóxicos.

La licenciada García inició su presentación destacando la importancia de los microorganismos de suelos, como indicadores de calidad indicando que la fertilidad y el funcionamiento de los suelos dependen principalmente en la proporción de las propiedades bioquímicas y microbiológicas, también señaló que son significativos para definir las principales funciones edáficas, productiva, filtrante y degradativa. Así como la actividad biológica y bioquímica del suelo en el mantenimiento de la fertilidad y del hábitat terrestre.

También, se refirió a las funciones de los microorganismos en el suelo, tales como: aporte de materia orgánica, descomposición residuos de cosechas, aumento de la disponibilidad de sustancias minerales, formación del humus, control de la disponibilidad de nitrógeno para las plantas, conversión de formas orgánicas a minerales simples aptas para ser absorbidas por las plantas, producción de sustancias promotoras del desarrollo radicular, formación de agregados en el suelo y estabilización de los mismos (hongos, protozoarios, bacterias y macrofauna). También, supresión de patógenos de las plantas y degradación de pesticidas y otros químicos tóxicos.

Al referirse a las bacterias y sus funciones, recalcó que la función básica de las bacterias es la descomposición y mineralización de los residuos orgánicos, de donde obtienen su fuente energética y alimenticia, liberan al medio mediante su metabolismo sustancias como: enzimas, proteínas, reguladores de crecimiento, metabolitos y otros nutrientes.

Adicionalmente, indicó que con respecto a los hongos y sus funciones. Estos intervienen en la descomposición y mineralización de los residuos orgánicos frescos o recién incorporados al suelo. Refiriéndose a los actinomicetos y sus funciones resaltó que son microorganismos intermedios en estructura entre bacterias y hongos, también igual que las bacterias y los hongos son de gran importancia en la descomposición de la materia orgánica por ser capaces de descomponer la celulosa, quitina y fosfolípidos, importantes productores de antibióticos que limitan el crecimiento de bacterias y hongos patógenas.

Sobre los nematodos, dijo que son microorganismos que están en los suelos en abundancia, se alimentan de bacterias, hongos, protozoos y pueden ser parásitos y pueden atacar las raíces de las plantas.

Posterior a las presentaciones, los estudiantes fueron guiados al Laboratorio de Protección Vegetal, donde la licenciada García detalló los servicios que ofrece el laboratorio, tales como: diagnóstico de plagas y enfermedades a los productores de las regiones agrícolas nordeste, noroeste y norcentral. Así como, apoyo a los trabajos de investigación que realiza el Idiaf. Dentro de los servicios que se ofrecen se encuentran: análisis de micología, microbiología, bacteriología, entomología y nematología.

Los estudiantes recibieron practicas sobre los procedimientos para realizar un análisis microbiológico de suelo, detallando cada punto del protocolo que se utiliza para el mismo, desde el tamizado de la muestra, la pesada, preparación de las diluciones seriadas desde 10-1 hasta 10-5, los diferentes medios utilizados para la siembra en placa de Petri y luego la incubación de los mismos. Después del crecimiento de los microorganismos, le mostró cómo se realiza la prueba de Gram.

La ingeniera Marisol Morel detalló los pasos como preparar los diferentes medios de cultivos que se utilizan en el laboratorio para realizar los análisis que se ejecutan en el mismo.

A una parte de los estudiantes, les destacó la importancia del Rhizobium, de las bacterias como fijadoras de nitrógeno, la simbiosis, beneficios, la fijación y la importancia de Rhizobium en la agricultura. Los estudiantes vieron nódulos de Rhizobium en una planta de leguminosa silvestre.

Mostró la diferencia de los nódulos de una planta de tomate atacada por el nemátodo Meloidogyne, donde especificó la importancia de identificar la diferencia entre los nódulos de la bacteria y el nemátodo, ya que los de las bacterias se desprenden con facilidad mientras que los del nemátodo estrangula el sistema radicular impidiendo así que la planta se alimente.

Finalmente, los estudiantes observaron al microscopio nematodos y hongos y al finalizar la jornada agradecieron el trato recibido por los conocimientos adquiridos.

Las visitas estudiantiles fueron coordinadas por las ingenieras Ana Julia Reynoso y Ana Damaris Avilés, maestras de microbiología de suelos de la UASD.

--